Allamano: Modelo de santidad en la misión

Los misioneros y misioneras de la Consolata, amigos y bienhechores, celebran hoy el 30º aniversario de beatificación del Padre José Allamano, proclamado “Beato” por el Papa Juan Pablo II, el día 7 de octubre de 1990, durante la misa en la plaza San Pedro de Roma.

Por Jaime C. Patias *

En esa ocasión, un grupo de obispos de Kenya, país que el 8 de mayo de 1902 recibió a los cuatro primeros misioneros de la Consolata enviados por el Fundador, sacerdote del clero de Turín en Italia, expresaron su alegría y gratitud.

“Honramos la memoria de José Allamano de una manera muy especial porque…:

Los inicios de la evangelización en Kenia – Foto: Archivo IMC
  1. Él amaba a nuestro pueblo y desde el principio insistió en que, junto con el don de la fe, sus misioneros no debían dejar los esfuerzos para dar a nuestro pueblo toda la ayuda al desarrollo que necesitara para aumentar su alegría y aliviar su carga diaria. Esto se hizo a través de la introducción de las escuelas, la atención de la salud, las artes y oficios, la cría de animales, la agricultura y las publicaciones. La primera imprenta de Kenya se creó en Nyeri, al igual que el primer periódico católico que se sigue siendo publicado hoy en día, el “Wathiomo Mukinyu” (lengua kikuyu).
  2.  Él respetó y defendió nuestras tradiciones, nuestra lengua y nuestras costumbres, y animó a sus misioneros a conocerlas, respetarlas y defenderlas también. Varios misioneros han dedicado estudios muy valorados a estas tradiciones y costumbres.
  3. Confiaba plenamente en nuestra capacidad para desarrollar y cooperar en la labor evangelizadora de los misioneros que, de hecho, desde el principio se sirvió de un grupo de catequistas para los que se había creado una escuela especial de formación. Ya en 1914 abrieron un seminario para la formación del clero local, primero en Tuthu y luego en Nyeri. Los primeros sacerdotes kenianos se han formado en ese seminario.

Mirando a José Allamano, nuestros sentimientos van más allá de la gratitud. Con su beatificación se presenta como digno de nuestra veneración y todos estamos invitados a ver en él un ejemplo” (extracto del Mensaje de los obispos de las diócesis de Nyeri, Meru, Marsabit, Murang’a y Embu).

Misioneras de la Consolata en Kenia: promoción humana y evangelización caminan juntas – Foto: Archivo IMC

En este testimonio de los obispos de Kenya encontramos características fundamentales en la metodología misionera del Fundador: en la evangelización, amar y promover al pueblo, respetar y aprender el idioma y la cultura, y confiar en las capacidades de los líderes.

Memoria y compromiso

El día de la beatificación también fue saludado por el entonces Superior General del IMC, el Padre José Inverardi, con una serie de expresiones que resumen la vida y la obra del Fundador y nos comprometen con el carisma:

    El día que nuestro CONSOLADO se regocijó por el honor otorgado a su hijo y fiel servidor.

    Un día en que la IGLESIA exaltó a otro testigo de la Fe, proponiéndolo como modelo de santidad e intercesor.

    Un día en el que Joseph ALLAMANO fue reconocido por su fecundidad espiritual y apostólica.

    El día en que la MISIÓN fue propuesta de nuevo con nuevo vigor y responsabilidad por cada creyente.

    El día en que el INSTITUTO cantó su alegría, proclamó sus alabanzas, dijo su agradecimiento.

    El día en que los Misioneros y Misioneras de la Consolata miraron presuntuosamente la “roca de la que fueron tallados”.

    Un día en el que el PUEBLO, muchos pueblos, reconocieron que habían sido amados y beneficiados por un hombre manso y fuerte.

    El día en que TODOS recordamos al Señor, a nuestros hermanos y hermanas, y nuestra vocación de ser “primero santos y luego misioneros”.

Santuario de Ntra. Sra. Consolata en Turín – Foto: Jaime C. Patias

Esto es de una manera muy especial porque:

Nesse testemunho dos bispos do Quênia encontramos características fundamentais na metodologia missionária do Fundador: na evangelização, amar e promover o povo, respeitar e aprender a língua e a cultura, e confiar nas capacidades das lideranças.