Pasos de un ciego para encontrar La Consolata

A lo largo de la Edad Media se testifica un gran crecimiento de la devoción mariana, alimentada por dos tradiciones diferentes. Una de ellas cuenta que una pintura de la Virgen, se había perdido.

Un hombre ciego, llegó a Turín afirmando haber recibido en sueños mensajes de la Virgen, con indicaciones precisas de dónde buscar la sagrada imagen. Tras el hallazgo de la pintura, el hombre recobró la vista.

El día de la Virgen de la Consolata se celebra el 20 de junio de cada año. Fecha elegida para conmemorar el milagro del ciego que encontró el santo icono de la Virgen.

Disfruta de tres episodios que nos cuentan esa historia:

Episodio 1: El Ciego de Briançon

En 1104 un Juan Ravais, tuvo una visión de la Virgen que fuera hasta Turín y encontrara su imagen debajo de los escombros de la capilla cerca de la Iglesia de San Andrés. Enfrenta las mayores dificultades: la falta de confianza en sí mismo y el miedo de fracasar en su búsqueda.

Episodio 2: Pasos de ciego Juan R.

Cuenta el relato del largo camino del ciego Juan Ravais de Briancom, plagado de dudas, preocupaciones y dificultades, que aún así, no lo hicieron renunciar a su meta. Este camino que lo llevó al encuentro consigo mismo y con el otro, ahí, donde nacen las relaciones humanas que nos permiten compartir el milagro de la vida. Nos transmite esa gran fuerza inspiradora que tan bien conocemos los que sentimos en el corazón a nuestra madre Consolata.

Episodio 3: El encuentro

El ciego Juan Ravais, después de mucho esfuerzo, encuentra el cuadro de Nuestra Señora de la Consolata. Recuperó la vista en forma milagrosa y definitiva. El milagro acontece en este contexto de búsqueda, de sentido de la propia existencia, se va gestando en el camino andado.

Delante de este milagro, toda la ciudad guiada por el obispo, emprendió la reconstrucción de la capilla y la devoción de la Consolata tomó un entusiasmo desconocido y se transformó en el centro de la devoción y piedad Mariana de la ciudad y sus alrededores, impulsando una fuerte devoción a la Consolata que perdura en el tiempo y se multiplica por el mundo.

Producción del IMC Argentina

Contenido relacionado